Nos gusta trabajar desde el juego. Los juegos suelen plantear un desafío a resolver. No somos tan partidarios de los juegos en los que hay un oponente humano y hay que vencerlo. Estos son más bien de tipo competitivo, y para uno poder ganar, el otro tiene que perder.

Son muchos más interesantes aquellos en que el desafío pasa por resolver alguna situación, algo que nos cueste un poco, algo difícil. Incluso, no siempre queremos o podemos resolverlos solos, sino que es necesario hacerlo en parejas o en grupos de más personas, y de esta manera se conquista en equipo.

Nuestra propuesta es ir trabajando con juegos o desafíos a resolver. En la resolución de esos problemas vamos introduciendo los conceptos básicos del pensamiento computacional. Una vez resuelto cada desafío hacemos una puesta en común, qué aprendimos, qué podríamos haber hecho distinto. Con el tiempo cada persona, ya sea de manera individual o con su grupo, aprende a exponer su trabajo, a defenderlo, a explicar el camino recorrido y las dificultades atravesadas. Y a discutirlo con pares que transitaron caminos iguales o parecidos.

En este proceso vamos introduciendo los conceptos básicos de programación y los vamos aplicando a la resolución de los problemas propuestos. Cuando los conceptos más básicos y elementales ya están sólidos planteamos el desarrollo de un proyecto, que llevará un período de tiempo un poco más largo y varias etapas para realizar, trabajando en equipo y con continuidad. Hacia el final los distintos grupos exponen sus trabajos en un evento similar a una feria de ciencias, abierto a los familiares y a la comunidad en general.

WhatsApp chat